Parejas perfectas 2016: Parte II

Siguiendo con nuestra saga de “Parejas perfectas 2016”, hoy os traemos un nuevo título del cual en este 2016, podríamos decir que se ha concretado su relación y creemos que esta tendrá cabida para rato. Se trata nada más y nada menos que del marketing y la realidad virtual. Tal vez lo primero que te viene a la mente con esto es el fenómeno global de Pokémon GO, pero no no señores, además de que esto se trata mas bien de “Realidad aumentada”,  hay más que sólo atrapar a estos seres por la calle con tu móvil en mano. Empecemos por lo básico, ¿Qué es realidad virtual? La podríamos definir como el acto de que tu cuerpo abandone el lugar donde estás, lo que hace que tu cerebro se autoengañe para ir al sitio que la marca desea transportarte.

La realidad virtual está cambiando la manera en la que nosotros interactuamos con nuestro ambiente, y en Numerik podemos asegurar que no sólo ¡Este es su año! Sino también que en breves años el empleo de este tipo de tecnología no será un hecho poco común. Así que si no estás montado en la ola de la realidad virtual, te recomendamos subirte.

Pero volviendo al tema de nuestra pareja de atención, la realidad virtual no sólo debemos limitarla a los videojuegos o actividades de puro recreamiento, al igual que el marketing no sólo se puede limitar a ciertos canales que consideramos hoy en día que muchos de ellos ya se encuentran agotados. El marketing es un campo muy abierto en el cual así como puede abrazar muchas cosas, puede hacerlo con la tecnología, y de esto, pueden salir resultados muy geniales, y eficaces como lo es su conjunción con la realidad virtual.

Recuerden que uno de los principales motivos de algunas marcas es querer optimizar la experiencia del usuario, y con la revolución tecnológica, es más posible lograrlo. La mayoría de nosotros estamos acostumbrados a relacionarnos muy bien con los aparatos electrónicos y dispositivos móviles y por eso creemos que el usuario está completamente listo para la novedad.

Como hemos mencionado previamente, la realidad virtual no es una tecnología nueva, pero sin embargo en el segundo en el que vivimos, y el tipo de vidas que estamos teniendo, está haciendo de la realidad virtual una herramienta muy factible y real, que gracias a su poder de poder llegar a todo tipo de masas, se pueda aprovechar de todo su extenso potencial. Así es como esta tecnología apenas está comenzando a consolidarse y está siendo accesible para una variada cantidad de marcas y empresas, donde ¿Cómo no se van a ver seducidas por implementar una experiencia completamente diferenciadora y sensorial para su usuario final?

Esta parejita no ha hecho más que empezar, donde veremos que esta revolución cada día más se verá aplicada a estrategias comerciales, convirtiéndose en una avalancha de propuestas muy molonas e innovadoras por parte de las marcas. Hemos ido gradualmente sectores y marcas pioneras que nos han mostrado el éxito que puede traer el marketing y la realidad virtual, como por ejemplo Tesco, una cadena multinacional de supermercados, que supo ver en la realidad virtual una fantástica idea para llevar literalmente la experiencia de compra a cualquier consumidor. Estos recrearon sus locales comerciales para poder así visitarlos y recorrerlos como si estuvieras ahí comprando el cartón de leche que te falta. 

Otra aplicación genial que hemos visto de mano de esta parejita es la experiencia de las inmersiones en recreaciones de espacios virtuales como lo es abrir las puertas de los museos más importantes del mundo. Ya no es necesario que pagues un pasaje de avión para poder visitar el Guggenheim. Ya son numerosos los museos que han visto en esta tecnología una oportunidad para dar a conocer el arte y las obras de los mejores artistas. Es evidente que jamás nos quitarán la experiencia real de pararse frente a las Meninas y contemplar cada detalle, pero si lo vemos desde un punto de vista promocional, la realidad virtual se posiciona como una excelente arma de marketing para promocionar “algo”, y que se quede en la cabeza del cliente.

La realidad virtual permite a los publicistas atraer a su público específico logrando un mensaje muy personalizado e innovador. Sin embargo indagando en el tema hemos encontrado que esta tecnología ha tenido excelentes resultados en cuatro industrias que han encontrado la clave de lograr una nueva forma de conexión con los clientes. Primeramente tenemos la industria automovilística, donde ahora podrás probar ese Tesla que tanto sueñas sin que sólo sea un “sueño”. También la industria inmobiliaria se ha valido de este recurso, permitiendole a los compradores visitar y husmear los pisos en los que tengan interés sin necesidad de pisarlos realmente. Seguidamente para la industria turística también se ha valido de este recurso, y por último la industria porno que no hace falta explicar cómo funcionaría y qué aplicaciones tendría ¿No?

La realidad virtual está aquí queridos lectores, donde hace sólo unos años nadie pensaría que seríamos capaces de convertir unas gafas en una plataforma tecnológica que pueda transportar a las personas a experiencias sensoriales sin tenerse que mover un solo metro. La innovación tecnológica va de la mano con la innovación en los modelos de relación con las empresas y sus clientes, y el resultado que está logrando todo esto, es una pareja con mucho potencial y con dotes y dotes de modernidad como lo es el marketing y la realidad virtual.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *