¿Llegó la hora de dejar la cartera en casa?

El móvil desde hace mucho tiempo dejó de ser un simple objeto para comunicarnos, a ser parte vital de nuestras vidas. En este punto, podemos coincidir que es peor dejar nuestro móvil en casa que nuestras mismas llaves o cartera…, y es aquí donde ese pequeño aparato tecnológico se ha convertido en el centro de nuestras vidas.

Al igual que hacemos un  millón de cosas con el móvil en el día como chatear, comprar, compartir contenidos, ligar, también pagamos, y he aquí la razón de este post. Según un estudio de Visa (2016)  con más de 36.000 entrevistados, reveló que casi tres cuartas partes de los españoles usuarios de internet, utilizan el pago móvil a través de su portátil, tableta o teléfono inteligente. Tareas tan domésticas como pagar las facturas del hogar, este estudio revela que un 48% de los usuarios entrevistados usa su smartphone para hacerlo, al igual que hasta un 54% adquiere de esta manera sus billetes para el transporte público.

El número de personas que normalmente utilizan su móvil para hacer sus pagos está demostrado que se ha triplicado en este último año en España. También la mitad de los encuestados reveló que realiza hasta compras de valor elevado como compras de muebles o aparatos electrónicos a través de su móvil.

Pero no hablemos de compras electrónicas o pagar la  luz de tu piso por tu móvil que eso casi ya todos lo sabemos hacer, hablemos de “La cartera en tu móvil”. La solución de pagos en el móvil dejó de ser un cuento para convertirse en un hecho después de que la ambición de la coreana Samsung Pay la pusiera a andar. España ha sido el primer país europeo donde se ha puesto en marcha (cuarto en el mundo), y tenemos que contarles que Samsung Pay no está jugando esta partida en solitario, ya que diversas startups, bancos y empresas tecnológicas ansían realmente en transformar tu móvil en tu cartera.

Pocos países están preparados para adoptar las nuevas tendencias de pagos con el móvil como España, siendo uno de los países con mayor penetración de “Smartphones” a nivel mundial. Debido a todo este cuento, nos hace en teoría el lugar soñado para tener esta adopción de pagos a través del móvil, pero sin embargo ¿Ha terminado de despegar?

Tras años de pruebas, la opción de pagar solo con tu móvil en comercios todavía no termina de cuajar, mientras que el pago entre personas mediante aplicaciones si está marcando tendencia. Actualmente no hay entidad financiera en nuestro país que no esté valiéndose de los pagos a través del móvil, como hemos visto desde los iniciales pilotos de la CaixaBank hace un par de años a las actuales carteras virtuales que ofrecen el Santander y BBVA.

Explica Paloma Real, responsable de desarrollo de negocio de Mastercard:

“Se ha desdibujado la cadena de pago tradicional y ahora diferentes y nuevos actores quieren y pueden participar. Y quien gana es el cliente: puede elegir la forma de pago que más se adecúa a sus necesidades y estilo de vida”

No queda más que ver en la forma de cómo consumir se ha transformado por completo, y esto se traduce directamente en los pagos. Podemos ser usuarios Samsung, clientes de Movistar, tener cuenta en PayPal y cuenta en el BBVA, donde através de aquí tener la tarjeta VISA… es así y es una nueva realidad.

Gigantes tecnológicos como Samsung y Apple están en la lucha de instaurar esta nueva solución de pago, al igual que operadoras, compañías de tarjeta de crédito y pequeñas startups, que cada día dan un nuevo paso hacia la revolución “Fintech”.

Pero hablemos con ejemplos: Bizum es la nueva iniciativa de 27 bancos de lanzar un App común de pagos, donde podemos pagar de manera instantánea, fácil y segura desde nuestro apreciado móvil. Un sistema de pago al alcance de todos que funciona de una cuenta bancaria a otra y que a su vez está integrado en la app de tu banco. Nos prometen que podrás comprar en comercios, tiendas online, pagar a tus amigos o hasta pagar una caña en tu bar predilecto.

Siendo la única opción que cuenta con el respaldo de los principales bancos, opciones como Bizum, dan pasos sólidos hacia dejar cada día mas la cartera en casa, olvidarse del efectivo y dejar que el móvil haga el trabajo. Aunque todavía es una solución de pago que crece con poca fuerza, un 4,2% del año pasado, las empresas esperan que la acogida por parte de las grandes tecnológicas de este sistema cambien poco a poco los hábitos de consumo de los españoles.

Y mientras estos días llegan, sigamos ocupando nuestros bolsillos de nuestra cartera, tarjetas de créditos y de nuestro móvil.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *