La era de lo efímero

snapchat

¿Quién diría que el trillado término “Carpe Diem” lo podríamos emplear para describir nuestra realidad digital? Vivimos inmersos en la cultura del instante, en la gratificación rápida y en una era que llamaríamos “La era de la inmediatez”. Es por esto que hoy hablaremos de contenidos digitales solubles, de redes sociales con miedo al compromiso, de usuarios cada día más exigentes, con menos tiempo y no… este artículo no se autodestruirá en 10 segundos.

Si mencionamos la palabra “Efímero” y le sumamos “Redes sociales”, el primer pensamiento que se nos viene a la mente es “Snapchat”, pero sin embargo si vemos un poco más allá; notaremos que hoy en día hay un patrón que la evolución de lo digital nos está contando. Por redes sociales efímeras nos podemos referir a aquellas donde las acciones de los usuarios publicadas no merecen trascender en el tiempo. Un ejemplo de ellas Clipchat, Cyber Dust o Confide y la reina del momento Snapchat.

El usuario “de calle” de redes sociales enfrenta un reto a la hora de digerir esta filosofía de redes sociales fugaces. Sin darnos cuenta nos hemos educado progresivamente con una serie de pasos cuando entramos a un nuevo panorama social como la creación del perfil, personalizarlo, publicar contenido que nos parece interesante (o nos hace parecer), interactuar públicamente, etc. No obstante Snapchat pone a prueba tanto nuestra torpeza como paciencia, al ser una red social tan sencilla de usar, pero que a muchos nos cueste tanto entender. Lo novedoso de todo esto es que Snapchat apunta sólo hacía una sola cosa: “Lo efímero”, todo el contenido que subas, estará condenado a desaparecer.

Un encanto para unos, una interrogante para otros, el caso es que esta tendencia de lo “inmediato” vino y en Numerik sospechamos que lo hizo para quedarse. Los “Millenials”, considerados un grupo de personas hiperconectadas han sido sin duda los primeros en comprender, aceptar y AMAR el paradigma de los contenidos efímeros.

Esta transformación digital que desde hace poco la hemos ido palpando en nuestros pantallas, consideramos que ha sido producto del desarrollo tecnológico y de su posterior impacto en las relaciones interpersonales, convergiendo en la creación y posterior uso de estos nuevos canales que se emplean como medio de libre expresión para documentar en vivo las vidas de los usuarios. Usar Snapchat nos revela cierta rebeldía hacia el modelo convencional de otras redes como Facebook o Twitter, así como declararon los fundadores de Snapchat en sus comienzos: “Snapchat no aspira a capturar ningún momento Kodak”.

Todo este rush adictivo conducido por este “Fantasmita social”, nos ha hecho notar un  interés hacia monetizar esta nueva tendencia, siendo motivo para impulsar a muchas empresas como CNN, Vox, People, MTV, National Geographic, Vice, a sumarse a esta comunidad y así convertirse en empresas “divertidas”. ¿Cómo lo hacen? Mediante su “Snapchat Stories”  una nueva función que permite compartir contenidos multimedia (vídeos de 10 segundos) durante 24 horas. Si las marcas tienen algo para decir, los usuarios tenemos la atención limitada y por eso no necesitamos de más de 10 segundos para entender sus mensajes.

Lo que sí es un hecho que la presencia de estas nuevas redes sociales y  su exitoso contenido fugaz, han logrado hacer temblar a los departamentos de marketing de numerosas empresas, ya que el consumo de contenido efímero parece seguir ganando terreno cada día. ¿Estamos frente a una revolución publicitaria?  De cualquier manera, se trata de una novedosa forma de acercarse al público joven, de entenderlo y por supuesto ¡de venderle el producto!

Como sucede con cualquier plataforma, las marcas las veremos donde estén los consumidores, y en el 2016 prevemos un año todavía más enfocado en contenidos visualmente atractivos y con poco fondo. Lo que puede ser visto como una tonta moda entre adolescentes, se considera hoy en día una de las redes sociales del momento, que entre videos y fotos está marcando una nueva manera de documentar el aquí y el ahora. ¡Carpe Diem!

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *