,

El Internet de las cosas

El Internet de las cosas, puede que sea un término un poco extraño y general, pero realmente el IoT (Internet of things) está ganando una importancia MAYÚSCULA durante estos últimos años dentro del entramado tecnológico. Si te preguntas, ¿Qué es? Es muy sencillo, ya que como sus mismas palabras explican, es la interconexión digital de objetos cotidianos, “las cosas” con Internet.

Hoy en día estas palabras nos llevan a la mente directamente dispositivos móviles, smartphones, realidad aumentada, ¡Pokemon GO!, Apps espectaculares o cacharros que vemos por doquier que están totalmente ligados con el mercado de consumo. No obstante, tenemos que contarles que va mucho más allá del hype de “conectividad”, ya que su verdadero peso se está viendo presente en diversos sectores el cual no nos es tan fácil de asociar.

Comenzamos por el industrial, donde aquí el IoT está haciendo una jugada muy relevante donde todos los big players se están lanzando a la piscina a invertir en estas tecnologías. Un ejemplo, los nuevos aviones Boeing 787 de Virgin Atlantic, que tienen conectadas todas sus piezas de manera que se puede ver siempre su estado en tiempo real. O mejor, sin irnos más lejos, en el puerto de Valencia, donde encontramos el mayor puerto nacional en tráfico de contenedores, se están introduciendo sensores en absolutamente TODO: Vehículos, grúas, contenedores, para optimizar las operaciones, mejorar la explotación de recursos críticos y por supuesto, ¡Ahorrar!

Si bien todos estos ejemplos nos demuestran un avance constante de los objetos interconectados, de la mano de IoT viene un conjunto de servicios y técnicas ligados que abren una nueva ventana a un campo muy novedoso que implican sus “aplicaciones”. ¿Ejemplos? Comprobar automáticamente el contenido de una carga, detectar y corregir situaciones de riesgo, optimizar procesos, mejorar productividad o predecir paradas o picos, son algunas de las aplicaciones que se está probando en el entorno industrial con solo tener estos objetos “conectados”.

La aplicación del IoT en empresas no es un proceso que se puede implementar de la noche a la mañana en una empresa pero si se puede comenzar por 4 claves pasos:

    1. Personaliza y gana: Nosotros los consumidores cada día más queremos contenidos personalizados, donde a través de esto recomendamos que si quieres llegar al consumidor, crea contenido personalizado y aumenta tus posibilidades en gran escala.
    2. Se util: Como empresario se tiene que tener un gran conocimiento del comportamiento y necesidades especiales de tu usuario en su relación con los distintos sectores del mercado. De esta manera, podrás diseñar, crear y ejecutar productos y servicios realmente útiles para la sociedad.
    3. Se simple:  Crea un App sencilla, fácil de entender, y accesible para todos los tipos de públicos. No te compliques y crea procesos sencillos, recuerda que el IoT se trata de “Simplificar la vida”.
    4. ¡Se inteligente!: Anticipate a las necesidades de tus consumidores, se predictivo y olfatea a tu mercado.

Pero así como el IoT puede pintarnos un mundo maravilloso, también esto ha abierto la puerta a una nueva gama de ataques informáticos, creados en gran parte porque los fabricantes, al evaluar costo-beneficio, muchas veces digamos que pasan por algo tan importante como los son las medidas básicas de seguridad.  Explicando Fernando Spettoli, vicepresidente de Seguridad de la empresa de ciberseguridad Equifax: “Todo dispositivo IoT puede ser vulnerable a ataques informáticos. Si bien hemos progresado satisfactoriamente en el desarrollo de un número ilimitado de dispositivos inteligentes y autónomos, podemos observar un retroceso en la implementación de medidas de seguridad en dichos dispositivos

El Internet de las Cosas he llegado y para quedarse, y si en el año 2015 según datos de la consultora Gartner, existían aproximadamente 5 mil millones de dispositivos activos del IoT (sin contar móviles, tablets, ordenadores), la cifra va a aumentar a más de 6 mil millones de aparatos muy inteligentes en el 2020.

Por lo tanto, el IoT es una “nueva” herramienta con la que cuentan no sólo las grandes empresas sino todas para diferenciarse en el mercado. ¡No le pierdas la vista!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *